Compartir

Investigadores británicos lograron determinar por medio de un software, que los antepasados de los continentes de Europa y Asia tenían un lenguaje en común, según estiman desde hace aproximadamente unos 15.000 años.

El estudio concluyó en que algunas palabras han cambiado muy poco con el paso de los siglos, lo que confirma la existencia de una relación familiar entre las distintas lenguas habladas, unificando así los 7 grupos de Eurasia, considerados hasta el momento los más antiguos, así lo afirma el profesor de Biologìa Evolutiva y experto en lenguaje Marcos Pagel, en una nota publicada en Live Science.

“Pudimos rastrear rastros del lenguaje de hace unos 15.000 años atrás, tiempo que correspondería al final de la última edad de hielo”, dijo el coautor del estudio Mark Pagel, quién trabaja para la Universidad de Reading, en el Reino Unido.

La Biblia enseña que en el mundo se hablaba un solo idioma hasta el período de la construcción de la Torre de Babel, en donde Dios confundió sus lenguas y los pueblos fueron esparcidos hacia diferentes regiones.

Génesis 11 – 6 Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos éstos tienen un solo lenguaje; y han comenzado la obra, y nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer. 7 – Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero.
8 – Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad.
9 – Por esto fue llamado el nombre de ella Babel, porque allí confundió[a] Jehová el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra.

En otros estudios anteriores, Mark Pagel ha demostrado la forma en que evolucionaron las 7.000 lenguas que actualmente se hablan en el mundo, analizando el uso del lenguaje y teniendo en cuenta que algunas palabras han dejado de usarse.

torre_babel

“La forma en que usamos ciertas palabras en el lenguaje cotidiano de alguna manera es común con todas las lenguas de la humanidad. Se encontró que los sustantivos, pronombres y adverbios son reemplazados con menos frecuencia, o una vez cada 10.000 años o más “, afirma Pagel.

Citó como ejemplo las palabras “yo”, “nosotros”, “usted”, “madre” y “cáscara”. Son parte de una lista de 150 palabras que se han conservado durante siglos y están presentes en diferentes familias lingüísticas que parecían no tener relación entre sí.

Hay 700 idiomas contemporáneos, que compartirían el mismo origen. Ellos “descienden din dudas, de una lengua única, hablada por el hombre por 15.000 años”, explicó Pagel, que publicó su estudio científico recientemente y fue reconocido por la Academia Británica de Ciencias.