Compartir

Ezequiel 36:24 dice: “Y yo os tomaré de las naciones, y os recogeré de todas las tierras, y os traeré a vuestro país”. Esta palabra dicha por el profeta de Dios Ezequiel, anuncia que llegaría el día en que el pueblo judío regresaría a su nación, a Israel, provenientes de los cuatro extremos de la tierra.

La generación de este tiempo, está siendo un fiel testigo del cumplimiento de la palabra de Dios, son miles los judíos que están regresando a su país desde todo el mundo. La Aliyah, tal como se conoce a la inmigración judía a la tierra de Israel, está llegando a topes históricos. El antisemitismo podría ser una de las principales causas de este significativo crecimiento.

La estadística de emigración desde América Latina, arroja como resultado un aumento del 7 % con respecto al 2014, así lo informó la Agencia Judía.

Brasil ha sido el país que más ha incrementado la emigración, luego sigue Argentina, Uruguay, Perú, Chile y Colombia, así explicó Yigal Palmor, portavoz de la Agencia Judía.

Israel continúa su proceso profético desde que el 14 de mayo de 1948 de la era cristiana, el Sr. Ben Gurion leyó la declaración de la independencia del Estado de Israel por primera vez luego de más de 2500 años, evento que para muchos estudiosos de la Biblia, da cumplimiento a los escrito en Isaías 66:8 ¿Quién oyó cosa semejante? ¿quién vio tal cosa? ¿Concebirá la tierra en un día? ¿Nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sion estuvo de parto, dio a luz sus hijos. 9 Yo que hago dar a luz, ¿no haré nacer? dijo Jehová. Yo que hago engendrar, ¿impediré el nacimiento? dice tu Dios. 10 Alegraos con Jerusalén, y gozaos con ella, todos los que la amáis; llenaos con ella de gozo, todos los que os enlutáis por ella.