Compartir

El ateísmo se ha consolidado como una de las pautas más comunes en los Estados Unidos, incluso con la aparición de organizaciones intolerantes que han puesto en práctica estrategias de persecución religiosa. El evangelista Billy Graham a hablado sobre este tema de acuerdo con su experiencia.

En su columna de preguntas y respuestas para el Kansas City Star, señaló que la mejor manera de mostrar al ateo que no ve a través de la religión es ser un “testigo de la paz y la alegría de Jesús”.

La aproximación al tema viene dada por la pregunta de un lector. “Mi mejor amigo y yo disfrutamos de la compañía del otro, pero yo soy cristiano y dice él que es un ateo. Traté de hablar con él, pero sólo se ríe y dice que debería crecer y olvidar a Dios. ¿Cómo puedo hacer que cambie de opinión?”, preguntó.

El evangelista advirtió de que “no puede hacerlo solo”, y señaló que sólo Dios puede cambiar este paradigma: “Él puede conquistar incluso el corazón más obstinado”.

“Y es por eso que lo más importante que puede hacer para su amigo es estar orando por él, pidiendo a Dios que le muestre sus pecados y su orgullo, y convencerlo de su necesidad de Cristo”, señaló. “Oremos también para que su vida sea un testimonio para él. Sea testimonio de la paz y la alegría de Cristo. La gente puede argumentar en contra de lo que decimos, pero no pueden argumentar en contra de la realidad de una vida que fue transformada por Cristo”, dice el evangelista.