Compartir

Un tribunal de apelación de Irlanda del Norte, confirmó hoy que una pastelería de Belfast, es culpable de un delito de discriminación por negarse a confeccionar una torta con un eslogan a favor del matrimonio entre homosexuales.

Los dueños de Ashers Bakery, un negocio familiar con años de experiencia en la capital norirlandesa, fueron demandados en 2014 por la Comisión de Igualdad de Irlanda del Norte (NIEC) en nombre del activista gay Gareth Lee.

Un año después, la Justicia de la provincia británica consideró que los pasteleros, que se declararon “profundamente cristianos”, habían cometido un delito de discriminación contra el cliente.

Lee entró en mayo de 2014 en el citado comercio y pidió que su tarta llevara la imagen de conocidos muñecos del programa infantil Plaza Sésamo y el mensaje escrito “Apoya el Matrimonio Gay”, solicitud que fue rechazada alegando motivos religiosos.

munecos-para-torta

La pastelería recurrió la decisión, pero el tribunal de apelaciones de Belfast, compuesto por tres jueces, volvió a rechazar hoy los argumentos de los demandantes, que sostienen que Ashers Bakery no quiere dar la impresión de que apoya el matrimonio gay al incluir mensajes al respecto.

“Si un pastelero confecciona un pastel para un cliente en particular con imágenes de brujas en Halloween no significa que presta su apoyo ni al cliente ni a esta festividad”, alegó hoy el tribunal de apelación.

“Esto nunca ha sido acerca del cliente. Ha sido alrededor de un mensaje de promoción de una causa que contradice a la Biblia”, dijo Daniel McArthur gerente de la pastelería.

Tras confirmarse la primera sentencia, los pasteleros deben pagar a Gareth Lee una compensación de 500 libras esterlinas (562 euros).

Fuente: RPP, Christiannews