Compartir

El predicador Franklin Graham hizo una serie de declaraciones en cuanto a la asunción como presidente de los Estados Unidos de Donald Trump, al medio Christian Today. Graham dijo que “no hay duda” de que Dios tenía una mano en la elección de Trump como el próximo presidente de los Estados Unidos.

“Conozco a Donald Trump y he estado con él en varias ocasiones”, dijo Graham.

“Él no es pulido, como muchos políticos, es un poco duro, pero él quiere decir lo que dice, la gente necesita entender que es una persona muy poderosa, muy fuerte, tiene una familia muy buena, grandes hijos. Va a montar quizás uno de los mejores equipos de Washington que hemos visto en años”.

Graham dijo que no había duda de que Dios estaba de acuerdo en las elecciones. “La gran mayoría de la comunidad evangélica apoyó a Donald Trump porque ha dicho que va a apoyar a los cristianos, no sólo en casa sino en todo el mundo”.

“Así que cuando vemos el cristianismo ser atacado en todo el mundo, no sólo por los musulmanes militantes, sino por el secularismo, es refrescante tener un líder que esté dispuesto a defender la fe cristiana“.

Citó una investigación que mostró que hasta 35 millones de cristianos evangélicos no votaron en las últimas elecciones hace cuatro años. Esto fue lo que le inspiró a visitar los 50 estados en su decisión de recorrer el país para animar a los cristianos a ir a las urnas.

“Es por eso que fui a los 50 estados y oré en el Capitolio para alentares a la gente a votar. Yo no les dije a quién votar. Lo dije horas antes de votar. Dios le dirá a quién votar. Pero una vez. No te quedes en casa porque si te quedas en casa vamos a perder este país.

“Creo que muchos cristianos escucharon eso, sabemos que más del 80 por ciento de los evangélicos votaron por Trump”.