Compartir

JERUSALÉN – Israel está listo para embarcarse en una expedición de tres años para buscar más manuscritos del Mar Muerto y otras antigüedades en el desierto de Judea.

La expedición, liderada por un equipo de investigación del gobierno, marcará el primer levantamiento arqueológico a gran escala de la zona en más de 20 años. Está programado para comenzar el próximo mes, según lo informado por CBN.

Los arqueólogos planean examinar cientos de cuevas del desierto cerca del Mar Muerto, donde los manuscritos bíblicos más antiguos del mundo fueron descubiertos en 1947.

Los Manuscrito del Mar Muerto hallados, en su mayoría corresponden a los años 250 a. C. a 66 d. C., antes de la destrucción del segundo Templo de Jerusalén por los romanos en el año 70 d. C., y son considerados como la joya de la corona de las antigüedades israelíes.