Compartir

Trump ha nombrado a la gobernadora de Carolina del Sur, -una mujer sin experiencia internacional y actualmente es la gobernadora más joven de la nación- para ser embajadora ante la ONU, siendo así la primer mujer designada para formar parte de su gabinete, de acuerdo a lo informado por la cadena CNN.

La gobernadora republicana Nikki Haley, en un momento se había mostrado muy crítica hacia Trump por algunas de sus políticas.

En tiempo de campaña, Haley marcó una serie de diferencias con quién fuera el candidato republicano, en especial con su política sobre el trato hacia los inmigrantes, por la idea de vetar la entrada de musulmanes. “Trump no me gusta demasiado”, había afirmado la gobernadora, sin embargo, admitió que terminó votando por él.

Nikki Haley, de 44 años, es hija de inmigrantes indios, quién se crió en una familia que sigue la religión sij, pero en su adolescencia se convirtió a Jesús. Ella pertenece a una iglesia metodista. Escribió un libro sobre su viaje espiritual titulado “No puede ser una opción: Mi historia americana”, en donde explica su conversión al cristianismo y comparte el tipo de situaciones a las que se enfrentaba como hija de inmigrantes.

A principios de año, Haley se mostró como defensora de Israel, e hizo una encendida defensa de la nación judía, entonces, reprendió a las políticas del presidente Barack Obama en el Oriente Medio, en especial el acuerdo nuclear con Irán.