Compartir
Escena del film E.T.

El astrónomo cristiano Dr. Hugh Ross, abordó la cuestión en su nuevo libro, “El planeta improbable: cómo la Tierra se convirtió en el hogar de la humanidad”, donde exploró la supuesta evidencia científica de la vida en otros planetas.

En una entrevista por correo electrónico con The Christian Post, Ross dijo que hay una gran pregunta que hay que responder. Esto es: ¿Por qué estamos aquí?.

Combinando su experiencia en ciencia y teología, siendo un astrónomo con un doctorado de la Universidad de Toronto, y un pastor evangélico, dijo que la cuestión de la singularidad de la Tierra en el universo deriva de la historia bíblica de la creación, la caída y la redención.

Dijo que “El Planeta Improbable”, muestra cómo la historia y la composición del universo cumple con el propósito de Dios de “hacer posible a miles de millones de seres humanos, escuchar y responder a la oferta de Dios de redención de sus pecados, y de una relación eternamente segura y amorosa con Él”.

Ross abordó específicamente la cuestión de la posibilidad de vida en otros planetas, considerando que hay tantas estrellas en el universo con planetas que orbitan cada una de ellas, algunas en la llamada “zona habitable”.

Ross dijo que todas estas suposiciones no pueden ser verdaderas. Esto se debe a que para que un planeta sea verdaderamente habitable, debe residir simultáneamente en las nueve zonas habitables conocidas: agua líquida, ultravioleta, fotosintética, ozono, rotación, oblicuidad, marea, astrosfera y campo eléctrico atmosférico.

De los 3.547 planetas descubiertos hasta ahora, dijo que solo uno está ubicado en las nueve zonas habitables conocidas: “La Tierra”.

Ross dijo que “El Planeta Improbable”, da a los cristianos razones y motivaciones para adorar y alabar a Dios por Su creación como ningún otro libro que hayan leído.

El libro también los equipará en dirigir a los no cristianos a Jesucristo, incluso aquellos que son resistentes al Evangelio, dijo.