Compartir

Donald Trump fue elegido como el Presidente número 45º de los Estados Unidos. Días antes de la elección, su vicepresidente, Mike Pence, compartió un video en donde testifica su historia de fe.

Pence creció en un hogar cristiano, pero reconoce que aceptó a Jesús como su salvador cuando cursaba en la universidad. “La fe cristiana se convirtió en mi fe cuando tomé la decisión personal de confiar en Jesucristo en mi primer año en la universidad, esa noche mi corazón fue literalmente roto de gratitud y alegría, cuando me di cuenta de lo que pasó en la cruz por mí”, cuenta el compañero de Trump, de acuerdo a lo informado por Hello Christian.

Pence continúa: “La verdad es que la fuerza de nuestra nación ha salido de nuestras comunidades de fe. A lo largo de nuestra historia, han sido las voces de fe que han llevado a nuestra nación a una unión más perfecta”.

Pence entonces ofreció una llamada a la oración para los EE.UU. “Me gustaría alentarlo a usted a hacer una cosa más, y eso es a inclinar la cabeza y doblar las rodillas en los días que durará esta elección, para orar por nuestro país“.

“Lo único que sé, es que hoy lo necesito más que nunca (a Jesús), él es el centro de mi vida y de la vida de mi familia”.