Compartir

EE.UU. – El pastor Jim Watson, literalmente cayó muerto después de cantar una adoración llamada “In His Presence” (En Su Presencia), mientras se realizaba el servicio en la iglesia el domingo pasado.

Watson, quien pastoreó la iglesia “Crossroads Family Fellowship” desde hace 14 años, en Crossroads en Clermont, Florida; le dijo a su esposa Linda, que el Espíritu Santo lo había llevado a cantar la canción. Tan pronto como terminó, el ministro del evangelio partió a la eternidad cuando un ataque al corazón le ocasionó la muerte a su cuerpo, según informa el portal Charism News.

“El pastor Jim era un verdadero caballero y daba el amor de Jesús a todos los que conoció”, dice el pastor Steven Halford.

“Él era un esposo, un padre, un hermano, un hijo, un pastor y por supuesto un amigo amoroso, él me recibió y me amó y me dio una oportunidad cuando pocos otros lo hicieron. Te amo Pastor Jim”, dijo Halford.

El ministerio que pastoreba Jim Watson, tiene como objetivo, equipar a “personas de todas las edades para responder a la dirección del Espíritu, usando como herramientas en el ministerio, la alabanza y la adoración”, de acuerdo a lo que el propio ministerio manifiesta en su sitio web.