Compartir
Cristianos en un servicio en la montana en Sudan

Dos pastores cristianos sudaneses, viven actualmente bajo amenaza de enfrentar la pena de muerte en Sudán después de haber sido perseguidos y encarcelados hace un año junto con un líder cristiano sudanés y un trabajador humanitario.

De acuerdo a lo informado por The Gospel Herald, existe una petición global que está actualmente en marcha para salvar a los pastores junto con los otras personas condenadas.

La realidad del país es muy hostil hacia los cristianos. El actual presidente de Sudán, Omar Al-Bashir, prometió un estado islámico a su pueblo después de la separación de Sudán y Sudán del Sur en 2011. Declaró que reformará la constitución actual y la reemplazará por otra que esté cerca de la ley sharia.

También fue acusado por la Corte Penal Internacional por crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y genocidio.
Sobre la independencia del país, fue para peor para los cristianos. Las iglesias fueron demolidas desde que las fuerzas internacionales que protegían a los cristianos disminuyeron después de 2011.

Desde 2013, la construcción de iglesias no está permitida y en 2015, la libertad religiosa se constriñe más a medida que los cristianos son arrestados, acusados y perseguidos.