Compartir

EE.UU. – Hoy está caminando nuevamente, pero el reconocido evangelista pentecostal internacional Morris Cerullo, hasta hace poco tiempo estuvo postrado en una cama y necesitaba de una silla de ruedas para moverse.

Cerullo explicó como una inflamación de los vasos sanguíneos de causa desconocida lo dejó incapaz de moverse de forma independiente, hasta que milagrosamente en octubre, Dios le envió la sanación, de acuerdo a lo informado por The Christian Post.

“Tengo fotos, las mostré en la televisión de toda mi pierna…, yo estaba en la cama…, ningún médico podía ayudarme…, entonces, ¿qué pasó?. Un milagro increíble, y así pueden ver carne nueva”, dijo.

A los 85 años, Cerullo, que ha estado en el ministerio durante 70 años, viajó por el mundo, y ha escrito más de 80 libros sobre los milagrosos movimientos de Dios.

Desde que obtuvo su sanidad en octubre, Cerullo dice que ha vuelto a los negocios de Dios, viajando por el mundo con el Evangelio nuevamente.

“Me sanaron en octubre y de allí fui a África, fui a Brasil, fui a Perú, fui a Panamá y acabo de regresar de Israel en noviembre y luego de Israel fui a India, y luego de la India a Sri Lanka, a casa, y luego a Nueva York, aquí”, dijo.

“Mis médicos le dirían que esto es un milagro, nunca han visto nada parecido, usted puede imaginar…, tengo fotos para mostrar, mi pierna entera, la mitad de mi pierna devorada. Milagro que he visto en mi vida, imagino, estaba paralizado, no podía caminar, ahora puedes ver, puedo caminar, es asombroso, muestra que el Dios al que servimos está vivo”, dijo, radiante con agradecimiento y convicción.