Compartir

La reina de Inglaterra, hizo su discurso anual del día de Navidad el domingo pasado. Este año, el mensaje de vídeo fue grabado en el Regency Room en el Palacio de Buckingham. El tema del discurso de este año fue “Inspiración”, “JESÚS ME GUÌA”.

En su discurso de siete minutos, la longeva mujer que goza de un gran estado de salud con sus 90 años de edad, dijo que el ejemplo de Jesús Cristo ayuda a los seres humanos a hacer aún las cosas pequeñas con gran amor, ella usó el ejemplo de Cristo para animar a la gente a seguir haciendo pequeños actos de bondad.

“En Navidad, nuestra atención se dirige al nacimiento de un bebé hace unos dos mil años. Era el comienzo más humilde, y sus padres, José y María, no creían que fueran importantes. Jesucristo vivió oscuramente durante la mayor parte de su vida, y nunca viajó lejos. Fue difamado y rechazado por muchos, aunque no había hecho nada malo. Y, sin embargo, miles de millones de personas ahora siguen sus enseñanzas y encuentran en él la luz de guía para sus vidas. Yo soy una de ellas, porque el ejemplo de Cristo me ayuda a ver el valor de hacer las cosas pequeñas con gran amor, el que los observe y lo que ellos mismos creen”, expreso Isabel II.

El mensaje de Navidad nos recuerda que la inspiración es un regalo que se debe dar, así como es recibido, y que el amor comienza pequeño, pero siempre crece”, dijo la reina Isabel II, de acuerdo a lo publicado por Evangelical Focus.

No es la primera vez que la reina hace énfasis en su fe en Jesús, a principios de 2016, la monarca reconoció que Jesús es el Rey al que sirve.

“He sido –y lo sigo siendo–, muy agradecida por las oraciones y a Dios por su misericordia”, dijo, “Realmente he visto su fidelidad”, añadió.