Compartir

A pesar de que nunca se han clasificado para la Copa del Mundo, el equipo nacional de Rugby de Uganda conocido como “Los Grùas”, encuentra inspiración para su juego con la oración y el canto de himnos cristianos, antes y después de cada juego.

“Si vivo una vida santa, evito lo malo y hago lo correcto, sé que el Señor me abrirá camino”, gritan los Grùas.

El director del equipo, Michael Wandera, encuentra la elevación del canto. “Al cantar este himno, el equipo reconoce que con Dios todas las cosas son posibles”, dijo a CNN.

“Es meditativo, eleva la psiquis del equipo y hace que el equipo se enfoque como uno”.

Este ha sido uno de los años más exitosos para los Grùas. El equipo se clasificó para la Serie Mundial 2016-17, al ganar el título de rugby africano por por primera vez el pasado mes de septiembre.

Uganda derrotó a Kenya, un equipo altamente considerado, en las semifinales y luego desmanteló a Namibia en la final. Namibia ha jugado en los últimos cuatro torneos de la Copa Mundial de Rugby.

Los Grùas están pensando en el importante “Hong Kong Sevens” de abril, donde estarán entre los equipos con el objetivo de ganar un lugar de clasificación para la Serie Mundial 2017-18.

El honrar a Dios y colocarlo primero, ha abierto oportunidades para el equipo. “Esto realmente ha abierto grandes puertas y ventanas para los jóvenes jugadores en casa”, dijo el capitán del equipo, Eric Kasiita, a CNN.

Los “Rugbyer Grùas” de Uganda, también lograron una importante victoria sobre Japón, que llegó a las semifinales del torneo olímpico de Río 2016 en agosto.