Compartir

En respuesta a una pregunta de un lector, el evangelista Billy Graham dijo que un falso profeta no acepta que la Biblia contenga todas las enseñanzas de Dios.

La relatividad de la verdad y la moral, ha llevado a la aparición incluso de los mismos dirigentes que “profetizan” en el nombre de Dios, pero a menudo, sus mensajes distorsionan la enseñanza bíblica. Eso ya no es noticia en la sociedad posmoderna. Pero el evangelista Billy Graham habló de cómo es la típica forma de actuar de un falso profeta y señaló que este es un problema que ya existía en los tiempos de Jesús.

El comentario de Graham se produjo en respuesta a una pregunta de un internauta en la página web oficial de la Asociación Evangelística fundada por el pastor.

El lector preguntó: “Una pareja vino a nuestra puerta el otro día, y me dijeron que querían leer la Biblia, fueron muy amables, pero más tarde mi tío dijo que no deberíamos dejarlos entrar porque pertenecen a una secta. Ahora quieren volver a hablar con nosotros acerca de sus creencias. debemos dejarlos entrar?”.

En su respuesta, Billy Graham elogió la actitud del comentarista por preocuparse a quién deja entrar a su casa.

“Aunque no se identifica la organización o grupo al que esta pareja pertenece, usted es prudente y debe ser cauteloso. Y en este caso, pido que preste atención a los consejos de su tío. Tan sólo unas pocas décadas después del ministerio de Jesús, la Biblia advirtió que “muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1 Juan 4: 1b)”, él dijo.

El evangelista también advirtió sobre el peligro de líderes o grupos religiosos que distorsionan el mensaje de la Biblia, añadiendo sus creencias a las Sagradas Escrituras.

“No hay duda de que esta pareja era sincera, pero en otras partes de su pregunta, le dan dos pistas que indican que ellos representan a un grupo, un culto no cristiano. En primer lugar, no aceptan la Biblia – y sólo la Biblia – como la Palabra de Dios. En su lugar, añaden cosas a la Biblia, poniendo los escritos de su fundador en el mismo nivel de las Santas Escrituras (a pesar de que en realidad contradicen la Biblia y niegan sus enseñanzas claras sobre puntos cruciales)”, dijo.

Graham destacó otro punto esencial para identificar y validar (o no) el mensaje traído por muchos de estos “profetas”: la salvación sólo a través de Cristo.

“La otra idea es que muchos niegan que Jesucristo es el único Hijo de Dios, enviado del cielo para salvarnos de nuestros pecados con su muerte y resurrección. Pero la enseñanza de la Biblia es clara: Jesucristo era Dios en carne humana, que sólo él es capaz de salvarnos cuando ponemos nuestra fe y confianza en él. La Biblia dice: “la salvación no se encuentra en ningún otro” (Hechos 4:12, NVI)”, agregó.

Al concluir su respuesta, Graham propone al lector buscar la verdad que libera e ilumina en Cristo.

“No se deje engañar, haga una sencilla oración de fe a su vez a Jesucristo e invítelo a entrar en su vida hoy. A continuación, pídale que lo guíe hacia una iglesia donde aprenderá acerca de la Biblia y fortalecerá su fe”, concluyó.