Compartir

Un musulmán que es sordo, dio su vida a Cristo después de que un amigo lo invitara a una iglesia cristiana, en donde él fue enseñado por primera vez a través de una traducción en lenguaje de signos sobre las Sagradas Escrituras.

Según Wycliffe Associates, uno hombre musulmán llamado Ayo, abandonó recientemente el Islam y aceptó el cristianismo después de asistir a un evento de Wycliffe, realizado en un país que se mantiene en reserva por razones de seguridad.

“Sé que Dios usó a mi amigo para invitarme a la iglesia hoy”, dijo Ayo, según el blog en línea de Wycliffe Associates. “Nunca he estado en una iglesia cristiana antes, he crecido como musulmán, yo voy a la mezquita con mi familia, tengo que hacerlo, ya que mi familia me espera, pero como ustedes saben, no hay nada que yo gane asistiendo a esas oraciones.”

Ayo, que es el único miembro sordo de su familia, explicó que el problema que encontró al asistir a los servicios en una mezquita, fue que nadie en su mezquita podía conversar con él en lenguaje de señas. Añadió que nadie en la mezquita “se preocupa por enseñarme”.

“Hoy me sentí en casa, entendí todo lo que pasaba aquí”, añadió Ayo. “El acercamiento a enseñar la Palabra de Dios ha tocado mi corazón, me he visto claramente en la vida del hijo pródigo, Dios me tocó, me siento muy en paz.”

Ayo, a pesar de que no puede oír, ahora sabe que Dios lo ama sin importar sus debilidades.

“Me he decidido a seguir a Jesucristo, como se enseña en la Palabra de Dios”, dijo Ayo. “Sé que Dios me acepta tal como el padre aceptó al hijo pródigo cuando regresó a casa, por favor oren por mí, sé que habrá mucha oposición de mi familia y amigos.”