Compartir

El analista internacional de fe cristiana, Michael Snyder, reflexionò en su blog sobre el peligro que representa para el mundo, el intento de dividir la nación de Israel que llevaràn a cabo en Parìs 70 naciones. Snyder es contundente en afirmar que esta iniciativa equivale directamente a volverse en contra de la voluntad de Dios.

De acuerdo a Snyder, Haaretz obtuvo exclusivamente una copia de un borrador de la declaración resumida que se dará a conocer después de la conferencia del domingo. En este comunicado, el analista sostiene que se va a pedir la división de la tierra de Israel para el establecimiento de un estado palestino.

La declaración, dice Snyder, afirma que las 70 naciones reunidas en París sólo reconocen las fronteras del 4 de junio de 1967, y que los únicos cambios futuros en las fronteras que reconocerán, vendrán como resultado de las negociaciones entre israelíes y palestinos. Y al igual que la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, se menciona específicamente a Jerusalén. De acuerdo con este documento, Israel no posee el Muro de las Lamentaciones, el Monte del Templo, una pulgada de Cisjordania, o una pulgada de Jerusalén Este.

El escritor del libro que trata la profecía bíblica, titulado “El Veredicto del Éxtasis”, dijo en su blog: “Cuando el resto del mundo intenta dividir la tierra de Israel y herir al pueblo judío, van tras la familia en la que Jesús nació y la ciudad donde gobernará y reinará durante 1000 años después de que regrese.”

“Pero ahora, justo antes de que Jesús regrese, el mundo entero está tratando de dividir tanto su tierra, como la única ciudad en todo el planeta que Él ha identificado como suya (Mateo 5:35)”, dice Snyder.

“¿Por qué nuestros líderes son tan necios?. En las Escrituras, Dios específicamente nos advierte que en los últimos días, Él juzgará a las naciones por dividir su tierra. Esto es lo que dice Joel 3: 1-2 en la versión inglesa moderna: En aquellos días y en aquel tiempo, cuando restablezcan las fortunas de Judá y de Jerusalén, reuniré a todas las naciones y las traeré al valle de Josafat. Entraré en juicio con ellos sobre mi pueblo y sobre mi heredad Israel, a quien han dispersado entre las naciones; Ellos también han dividido mi tierra.”

“Aquellos que bendicen a Israel serán bendecidos, y los que maldicen a Israel serán maldecidos. Y las 70 naciones que se reúnen en París Francia el domingo, están literalmente en peligro de maldecir a todo el planeta”, concluye Michael Snyder en su publicación.