Compartir

Los cristianos evangélicos, son la mayor minoría religiosa del país. La pronunciada caída de los creyentes católicos romanos contrasta con el crecimiento del ateísmo.

El Observatorio de Pluralismo Religioso de España, dice que en el país hay casi 4.000 lugares de culto evangélico. Este es uno de los datos incluidos en el último informe anual de la Pluralidad Religiosa del Gobierno español.

Según las cifras disponibles en diciembre de 2016, el país tradicionalmente católico, se está volviendo cada vez más diverso. Los evangélicos son el grupo de fe de mayor crecimiento.

El cristianismo evangélico, es la confesión que experimenta el mayor crecimiento en el país. Hay 3.910 iglesias registradas de esta confesión. Este año pasado, 141 iglesias evangélicas se han abierto, casi 12 cada mes. Las iglesias evangélicas representan el 57% de todos los lugares de adoración de las minorías de fe. Los musulmanes tienen 1.508 lugares de adoración registrados, seguidos por los testigos de Jehová (650), los cristianos ortodoxos (197), los budistas (155), los mormones (119), los bahá’ís y los judíos (36).

Mientras tanto, el catolicismo romano ha alcanzado un mínimo histórico. Las estadísticas oficiales del Centro de Estudios Sociológicos muestran que el 69% de los españoles se identifican como católicos (pasando del 77% en 2006). Muchos de estos católicos no asisten a los servicios de la iglesia regularmente, y el 60% de los estudiantes en las escuelas estatales eligen “temas alternativos” a la clase de religión cuando se ofrecen. En 1992, el 79% de todos los matrimonios fueron oficiados por la Iglesia. En 2015, este número había caído al 29,1%. En 2016, 3 de cada 4 matrimonios eran “no confesionales”.

El ateísmo también aumenta

Las cifras oficiales muestran que el 16% de los españoles se define como “no creyentes”. El número de ateos ha crecido de 6% a 9% en los últimos diez años. El avance de la incredulidad es aún más claro cuando se pregunta al joven. Casi la mitad de los que tienen entre 18 y 34 años se definen como no creyentes o ateos. Fuente de la Información: Evangelical Focus