Compartir

ARGENTINA – El niño de 5 años llamado Tobías, corrió riesgo de perder su vida luego de ser picado por un Alacrán mientras dormía en su casa.

Tobías Núñez, sufrió la picadura en su cuello de un alacrán venenoso, mientras dormía en su casa junto a sus padres en la madrugada del 7 de enero. El niño fue trasladado rápidamente por su padre a un Sanatorio, en donde fue recibido en un estado crítico.

El pequeño sufrió cuatro paros cardiorrespiratorios, situación que obligó a los médicos a practicarle una resucitación cardiopulmonar.

El potente veneno del alacrán puede ser mortal especialmente en los niños, en el país se habían dado a conocer dos recientes casos de fallecimientos de menores a causa de la picadura del arácnido. Según expertos, el veneno del Alacrán, puede ser entre 10 y 100 veces más fuerte que el veneno de una serpiente de cascabel.

Después de una semana de internación en el Sanatorio Gûemes, el niño Tobìas fue dado de alta, y aunque deberá continuar con un tratamiento, su vida ya no corre peligro.

Su padre tiene la certeza de que fue un milagro

El padre de Tobìas había pedido las oraciones a favor de su hijo, él dijo ser un creyente, es por eso que no duda en afirmar que la recuperación de su pequeño es en verdad un “milagro”. “Me dijo que sentía que lo estaba cuidando alguien, un señor grande de pelo largo. Yo que soy creyente digo que fue un milagro. Estuvo acompañado y bendecido en todo momento”, dijo Gastòn Nùñez en declaraciones televisivas.