Compartir

La ciudad perdida de Atlántida ha sido encontrada, y podría tener una conexión directa con relatos de la Biblia, según lo señala un nuevo documental de National Geographic.

El documental llamado “Atlantis Rising”, fue presentado el pasado domingo, un trabajo en donde buscan pistas antiguas a través de Grecia, el Mediterráneo y el Atlántico sobre la Atlántida, la mítica ciudad que supuestamente se hundíò en el mar hace miles de años. En el camino, descubrieron conexiones bíblicas alucinantes con la Atlántida, incluyendo una talla de 3.000 años de antigüedad que une la mítica ciudad con el Templo Judío, de acuerdo a lo publicado también por Breaking News Israel.

El equipo se propuso encontrar una ciudad que se ajustara a la descripción de la Atlántida. La búsqueda finalmente los llevó a la Península Ibérica, donde comenzaron a hacer una conexión entre la Atlántida y una antigua ciudad conocida como Tarsis, que aparece sorprendentemente en la Biblia.

Hay muchos artefactos y escritos antiguos que muestran que hace 3.000 años había una gran ciudad llamada Tarsis, muy rica y con un poderoso ejercito.

Uno de los investigadores llamado Jacobovici, cree que existe un vínculo entre la fabulosa ciudad de Atlántida mencionada por Platón, y la ciudad bíblica de Tarsis, citando una referencia de la Atlántida que cree se encuentra en los Salmos.

“Porque, he aquí, los reyes se reunieron, vinieron juntos. El trueno se apoderó de ellos allí, las punzadas, como de una mujer en el parto … Con el viento del este Tú rompes las naves de Tarsis.” Salmos 48: 5-8

La Biblia habla muchas veces acerca de una ciudad llamada Tarsis. El rey Salomón libró batallas navales con la ciudad rica, un aliado de Israel.

Los reyes de Tarsis y de las islas rendirán tributo. Salmos 72:10

Tarsis también se menciona como la ciudad que Jonas eligió huir antes que ir al mal Nínive.

Jacobovici dijo a Breaking News Israel: “Creo que hubo varias etapas en la destrucción de Tarshish, una fue durante el Éxodo, y la última fue después del rey Salomón”.

Tal vez la revelación más impactante vino cuando Jacobovici entrevistó al investigador español Georgeos Díaz Montexano.

“Me mostró símbolos de Edad de Bronce, de 3.500 años de antigüedad, tallados en santuarios antiguos”, dijo Jacobovici a Breaking Israel News. “Montexano cree que después del tsunami que destruyó la Atlántida o Tarshish, los refugiados hicieron estos santuarios para conmemorar la destrucción de su ciudad y rezar a sus dioses para que la Atlántida resucitase”.

“El símbolo grabado en las paredes de España era una vista aérea del puerto que Platón describió, pero con el canal representado como el tridente de tres puntas de Poseidón”, explicó Jacobovici.

Entonces Montexano le mostró algo aún más notable. “En uno de estos santuarios de España, la talla de 3.000 años no tiene la mitad superior del ojo de buey. Montexano teorizó que esto simboliza que los refugiados estaban rezando por una Atlántida restaurada.

“Pero ese símbolo,Medallon como todo el mundo sabe, es la Menorá en el Templo Judío”, dijo Jacobovici.

Jacobovici relata la teoría de Montexano por la notable similitud entre el antiguo símbolo encontrado en España y el Templo judío.

“Montexan cree que cuando Dios le dijo a los judíos que hicieran la Menorá, les dio un símbolo que ellos ya entendían, ya reconocido por los Atlantes”.