Compartir

Una curación milagrosa ha alimentado un avivamiento cristiano en Vietnam, un país comunista del sudeste asiático, de acuerdo a lo informado por Christian Today.

Todo comenzó cuando un misionero cristiano, unido a cinco pastores locales, oró por una niña de dos años llamada Mai, que nació con los pies doblados y ni siquiera podía pararse, y mucho menos caminar, según la Misión de Ayuda Cristiana (CAM).

Los médicos de la ciudad de Ho Chi Minh, antes Saigón en el sur de Vietnam, habían renunciado al bebé, diciendo que la anormalidad no podía ser corregida.

Pero los padres de Mai no aceptarían el “no” como respuesta. Decidieron invitar a los pastores a realizar una sesión de entrenamiento en el hospital para ver qué podían hacer con su hija.

Un día después de que los pastores oraron por Mai, sus padres quedaron atónitos al ver a su hija levantarse y caminar un metro aproximadamente antes de ser llevada a su cama.

Los padres, llenos de esperanza, pidieron a los pastores que oraran por su hija nuevamente.

El resultado fue rápido: Mai pudo caminar unos metros más.

Sus padres le pidieron a los pastores que oraran una vez más por ella antes de regresar a su casa en la provincia de Dak Lak.

“No mucho después, Mai fue capaz de pararse, caminar y correr como una niña normal”, dijo uno de los pastores a CAM. “Aleluya, este es un gran milagro, que Dios sanó a una niña con un defecto de nacimiento en sus pies”.

La historia no terminó allí. Noticias sobre la propagación de la curación de Mai, ayudaron a avivar el crecimiento de la iglesia nueva en Vietnam.

Además, la milagrosa curación de Mai estimuló a la esposa de un pastor local a compartir el evangelio con los pacientes del hospital, señalando que los pacientes que responden al evangelio están más abiertos a recibir oración por la curación, informó CAM.

En dos días, un trabajador del ministerio local que visitó a pacientes en cuatro hospitales de tratamiento de cáncer en Hanoi, la capital de Vietnam, “vio a 50 personas recibir a Cristo”, reveló el director del ministerio de CAM.

En un informe anterior, una mujer vietnamita paralizada también fue milagrosamente curada de su enfermedad después de que un grupo de misioneros cristianos oró por ella.

El milagro abrumó a la pareja budista, lo que les impulsó a abandonar a Buda y abrazar a Cristo en su lugar. El esposo se convirtió incluso en un predicador dedicado que, a pesar de haber sido arrestado varias veces por su predicación, fue capaz de difundir eficazmente la Palabra de Dios a sus compatriotas, llevando al establecimiento de 60 nuevas iglesias en Vietnam.