Compartir

A más de un año del comienzo del gobierno de Mauricio Macri, muchos ciudadanos argentinos aún dudan sobre las políticas tomadas por “Cambiemos”. Es común que se critique a los gobiernos de turnos, pero lo que es “raro”, es ver a una persona disponer su corazón para “orar” por el presidente frente a la Casa de Gobierno, postrado de rodillas, y por más de una hora.

De acuerdo al medio local “Vía País”, el hombre se negó a dejar de orar ante el pedido de la policía para que abandonara el lugar.

Según lo publicado por medios televisivos, el hombre sería Pastor de una Iglesia Evangélica de la provincia de Santiago del Estero.

“Me llamó Dios. Me dijo que si el presidente se arrepiente, moverá su mano y el país mejorará. Si Dios me mandó acá por algo será”, dijo el Pastor.