Compartir

Un pastor de Azerbaiyán dice que es su sueño ver a los 9 millones de musulmanes del país llegar a conocer a Cristo, de acuerdo a lo informado por Religion Today.

Sari Mirzoev, confiesa que fue el primer musulmán en Azerbaiyán en convertirse al cristianismo, “queremos que todos los 9 millones de azeríes lleguen a creer y conocer a Cristo”, dijo. “Este es nuestro sueño”.

Mirzoev se convirtió al cristianismo después del colapso soviético en 1991. Hoy en día pastorea la iglesia evangélica azerí más grande del país, la Iglesia Bautista del Amor.

“El Señor dijo que, aunque la iglesia en aquel tiempo estaba formada mayoritariamente por personas de Rusia, pronto estaría llena de gente azerí, y el Señor lo haría a través de mí”.

En 1995, el gobierno comenzó a permitir la publicación de la literatura cristiana, incluyendo la Biblia.

“Comenzamos por traducir la Biblia para que la gente pudiera tener la Palabra de Dios en su propio idioma, de ahí nos trasladamos a producir libros para niños y otra literatura cristiana”, dijo Gulshan Huseynova, que dirige la única editorial cristiana del país.

Azerbaiyán permite la libertad religiosa, pero la construcción de una iglesia y el ministerio a menudo se hace difícil por el acoso y las recientes leyes religiosas que hacen más difícil el registro de iglesias y la impresión de material cristiano.

“No sería posible que nadie compartiera efectivamente el Evangelio sin la sabiduría de Dios y la ayuda del Espíritu Santo”, dijo Alan Bedoev, quien trabaja con la misión Eurasia, una organización que equipa a jóvenes líderes de iglesias en 13 países de la antigua Unión Soviética.

La iglesia de Mirzoev ha sido cerrada antes y también ha sido arrestado, pero él dice que no renunciarà ministrar a la gente de su país.

“Nuestro camino es desafiante, pero vencemos a través de Cristo, que nos ama”, dijo Mirzoev. “Estamos comprometidos a orar por nuestro presidente y nuestro país“.