Compartir

Las decapitaciones en masa del Estado Islámico, la esclavitud sexual, y la crucifixión de los cristianos, son “atrocidades históricas” que las Naciones Unidas se niegan a abordar y tomar medidas en contra, dice el Centro Americano de Derecho y Justicia, según lo informado por el sitio Christian Post.

“Debemos actuar para detener… las malas acciones tomadas por ISIS para intimidar y eliminar a los cristianos y otras minorías religiosas de la faz de la Tierra”, dijo el grupo de derecho conservador en un comunicado en el que describió los crímenes de guerra cometidos por el grupo terrorista.

“Las Naciones Unidas deben liderar al mundo en el cumplimiento de nuestras obligaciones legales y morales internacionales”, agregó.

El ACLJ, dijo el jueves que envió una carta a Nikki Haley, el representante permanente de Estados Unidos ante la ONU, instando al gobierno de Estados Unidos a presionar a sus aliados internacionales para que adopten medidas contra el genocidio.

Isis ha publicado videos como: “Un mensaje firmado con sangre a la nación de la cruz” en 2014, donde los militantes decapitaron a 21 cristianos coptos por su fe, amenazando directamente con matar a más creyentes.

La brutalidad de los radicales ha obligado a millones de personas a huir de sus hogares en Irak y Siria como refugiados, incluyendo a muchos cristianos.

El ACLJ ha cuestionado el silencio de la ONU en varias ocasiones a pesar de la  evidencia bien documentada sobre el objetivo específico de los cristianos y otras minorías.