Compartir
Culto en hogar en China

Los primeros cristianos así lo hicieron, se reunían en sus casas para celebrar los cultos a Dios. Lo mismo ocurre en China, en medio de las prohibiciones para practicar la fe cristiana, nuestros hermanos se reúnen en sus hogares para adorar al Altísimo, algo que ha ocasionado que 80 cristianos fueran arrestados.

A esta forma de reunirse se la conoce como “Iglesias subterráneas”, algo que se realiza en distintos países en donde no hay libertad religiosa.

Decenas de cristianos fueron arrestados por adorar en iglesias de viviendas subterráneas en toda la región china autónoma de Xinjiang, durante las represalias sobre el cristianismo que ocurrieron alrededor de las fiestas del Año Nuevo Lunar a finales de enero, informó un importante organismo de vigilancia de la persecución.

Según China Aid, más de 80 cristianos fueron arrestados por las autoridades después de asistir a reuniones de la iglesia en la región noroeste, mientras que otros seis fueron detenidos en los días previos y posteriores al 28 de enero del Año Nuevo Chino.

China Aid, una organización que informa sobre los abusos de los derechos humanos cometidos por el gobierno comunista contra la minoría cristiana de la nación, informó el pasado viernes que una agencia de seguridad del gobierno realizó redadas en varias iglesias domésticas afiliadas a la iglesia protestante Fangcheng Fellowship, que tiene unos 10 millones de miembros.

Las incursiones se llevaron a cabo en iglesias de casas en las ciudades de Urumqi, Kuytun y en los condados de Shawan. Los detenidos fueron acusados ​​de delitos como “participar en actividades religiosas en sitios no religiosos”.

Pero el evangelio no se detiene

Lo paradójico e impresionante, es que el evangelio de Jesucristo no se detiene a pesar de las trabas. Un estudio publicado por Pew Research en 2011, muestra que China tenía 67 millones de cristianos para ese entonces. La enorme cantidad de cristianos sigue en ascenso, pues según el director del Centro de Religiones de China, se estima que para el año 2030, la cifra de cristianos se multiplicará a 247 millones, lo que significaría ser el país con más cristianos en el mundo.