Compartir

EE.UU. – Después de sufrir un traumatismo craneal, la previsión de los médicos era que estaría con secuelas permanentes, pero la niña ahora se recupera luego de las oraciones, y sorprendió a los médicos, de acuerdo a lo información brindada por CBN.

Las oraciones y la lectura de la Biblia de la familia de Reagan, de sólo 6 años de edad en el momento de su accidente, fueron sin duda crucial para su recuperación. La niña sufrió una grave caída, en donde golpeó su cabeza, lo que le ocasionó un traumatismo cerebral. Los médicos dijeron que Reagan quedaría con una discapacidad grave y con la necesidad de hacer un largo tratamiento, pero finalmente esto no fue así.

Extremadamente preocupados, el padre de Reagan, Daryl, decidió pedir ayuda a sus amigos y hermanos de la fe; “Hicimos tres llamadas telefónicas a tres predicadores, y pedimos que oren por nosotros”, dijo.

El médico a cargo, el Dr. Norwood, dijo que “la lesión cerebral dio como resultado una inflamación del cerebro que había progresado rápidamente en las primeras 48 horas. El golpe fue tan fuerte que su cerebro pudo haber escapado por sus oídos. Tuvimos que quitarle los dos huesos frontales con el fin de permitir que su cerebro tuviera espacio…”.

Los padres de Reagan contaron con el apoyo espiritual de su iglesia y de la comunidad; “Los niños iban a la escuela de la comunidad cristiana. Al día siguiente, después del accidente, todos pasaron por el hospital y se tomaron las manos e hicieron un gran círculo de oración por mi hija”, dijo Tara, la madre de la niña.

El milagro ocurrió

Rápidamente la recuperación de Reagan comenzó a sorprender a los médicos. Nunca habían visto una evolución y rehabilitación tal de un niño después de una lesión como la que tuvo en su cabecita.

“Ella terminó estando menos tiempo en rehabilitación de lo que pensábamos que iba a necesitar. Su progreso fue muy rápido, más rápido de lo que normalmente vemos con los niños que tienen este grado de gravedad de una lesión cerebral”, dijo el Dr. Norwood.