Compartir

El John Piper, quién es además profesor de la Facultad de Teología de Bethlehem, EE.UU., fue claro en decir que el matrimonio no puede sostenerse solamente con pasión, que también requiere el compromiso y la alianza por sobre todas las cosas, de acuerdo a uno de sus sermones publicados recientemente en su sitio web ‘Deseando a Dios’, de acuerdo a lo compartido por el portal Guíame.

Basado en el pasaje de Génesis 2: 18-25, el pastor presentó la primera parte de una serie de sermones sobre la permanencia del matrimonio destacó el punto de vista bíblico sobre el matrimonio y la unión advirtió que el “propio pecado, el egoísmo y la servidumbre cultural hacen casi imposible sentir la maravilla del propósito de Dios para el matrimonio entre un hombre y una mujer”.

La visión de Jesús sobre el matrimonio

Piper dice que en los tiempos de Jesús había diferencias entre la visión divina y la visión humana del matrimonio. Pero el teólogo advirtió que estos diferencias aumentaron aún más en los tiempos modernos.

“Ese fue el caso en los tiempos de Jesús también, y la nuestra es mucho peor. Cuando Jesús dio una visión de la magnífica visión de la boda que Dios quería para su pueblo, los discípulos dijeron a él, “Si este es el caso de un hombre con su mujer, es mejor no casarse” (Mateo 19:10). En otras palabras, la visión de Cristo del significado del matrimonio era tan diferente de los discípulos, que no podían ni siquiera imaginar que el matrimonio era algo bueno”, dijo.

“Casarse, no sólo se basa en un hombre y una mujer enamorados. Es necesario para mantener la alianza: Hasta que la muerte nos separe o, como la muerte nos separe”. Esta es la promesa del pacto sagrado, lo mismo que hizo Jesús con su esposa cuando él murió por ella”, dijo el teólogo.

“Entonces, ¿qué hace que el divorcio y el nuevo matrimonio sean tan horrible a los ojos de Dios, no, es más que eso, no solo implica romper una alianza con el cónyuge, sino que implica tergiversar la alianza de Cristo, porque Él nunca va a dejar a su esposa. Nunca!, agregó el ministro del evangelio.