Compartir

Talika, 9 años de edad, llegó a asistir a Escuela Bíblica de Vacaciones en el sur de Asia y recibió una gracia aún mayor: la cura de la sordera.

De acuerdo a la información brindada por el medio cristiano “Góspel for Asia”, la pequeña Talika de 9 años de edad, asistió a la Escuela Bíblica de Vacaciones en el sur de Asia, aunque su sordera le impedía comprender todas las historias de fe que sus profesores enseñaban.

Aunque la niña no podía oír lo que decían, sintió alegría en participar en las actividades de la Biblia con otros niños, según la organización misionera.

Talika es criada por una familia humilde; sus padres trabajan como jardineros para asegurar el mantenimiento de la casa, pero no pagan un tratamiento para el problema de la audiencia infantil.

Durante la Escuela Bíblica de Vacaciones, Talika coloreaba imágenes con personajes bíblicos y participaba en las ctividades que podía. Sin embargo, se sentía avergonzada por su problema de audición y esto hizo que se comportara de manera tímida.

Talika decidió contar sus conflictos a Kraanti, el pastor, y se abrió sobre las dificultades que enfrentó a causa de la falta de audiencia. Con el amor y la compasión, el pastor y los maestros de la Escuela de la Biblia se reunieron para una oración por Talika.

Después de las oraciones constantes, Talika se sanó de la sordera y siente que su audiencia se restablece gradualmente. “Doy gracias al Señor por mostrar su amor por mí”, dijo la niña.

Hoy en día, Talika es un testimonio vivo del poder de Dios y trajo un gran impacto de la fe en la vida de su familia.