Compartir

Las Autoridades de la organización “Antigüedades de Israel”, presentò este domingo (19), pruebas científicas que avalan el tiempo mencionado en la Biblia, de la vida y muerte de nuestro Señor Jesús en Israel, de acuerdo a lo informado por Times of Israel.

Entre los objetos descubiertos recientemente en la región de Jerusalén y en Galilea, están  los utensilios de cocina, los restos de recipientes para el vino, distintos objetos ​​con las inscripciones en hebraico, y el pregón de las crucifixiones.

“Ahora podemos reconstruir con precisión, como era la vida diaria del tiempo de Cristo”, dijo Gideon Avni, director de la división arqueológica de la Autoridad de Antigüedades. “Cada semana, son descubiertos nuevos elementos que ayudan a entender mejor este período”.

Dentro de un almacén cavernoso donde están guardados algunos tesoros arqueológicos en Israel, hay un antiguo elemento que contiene el nombre de Jesús, aunque ese nombre podía ser común en esa época.

Los estudiosos han conseguido reproducir una mesa de los tiempos de Jesús, con jarras y platos que han sido usados ​​por judíos de la época en Israel, como parte de su práctica para garantizar una pureza de los alimentos.

También se presentó un elemento que pertenece a un descendiente del sumo sacerdote Caifás, citado en el Nuevo Testamento, quién entrego a Jesús el Cristo, a las autoridades romanas para ser crucificado.

Además, se ha visto una réplica de un calibre perforado por un trozo de hierro. Objeto que tiene relación con la crucifixión practicada por los romanos.