Compartir

Chuck Norris sigue vigente en la televisión con sus clásicas series de acción, pero lo que muchos no saben, es que él es también es un devoto seguidor de Jesucristo, y habla abiertamente de su experiencia como cristiano.

“Yo di mi vida al Señor a los 12. Yo fui bautizado a las 12. Entonces se hizo más fuerte cuando llegué a una cruzada por Billy Graham. Desafortunadamente Un montón de veces en la industria del entretenimiento, a veces se pierde de vista lo que es realmente importante en la vida. Perdí un matrimonio por eso”, dijo Norris a CBN.

Pero cuando se apartó de Jesús, él explica cómo fue a través de la lectura de la Biblia que regresó a Cristo. “Siempre estaba enfadado, y tenía un agujero enorme en mi corazón, nada me hacía feliz. Entonces me casé con una mujer temerosa de Dios, y en casa leía la Biblia todas las mañanas. En una oportunidad -dijo ella-, ¿quieres que te lea en voz alta?. Así que me senté y empezó a leer la Biblia en voz alta para mí, todas las mañanas”, dijo Chuck a WND.” Eventualmente, le dije: “Bueno, déjame leerla”, y así empecé a leerla en voz alta. Y entonces fue como el Señor me dijo: “Chuck, es hora de volver a casa. Y ahora mi corazón se llenó de nuevo.”

Chuck dice que debe todo su éxito a la insondable gracia de Dios. “Chuck, eres el tipo más afortunado del mundo para ser campeón mundial de karate y una estrella de cine y televisión. Cuando me dicen esto, me sonrío porque la suerte no tiene nada que ver con eso; Dios tiene todo que ver con eso.”

¿Y qué hay de los memes que dicen que Norris es lo suficientemente poderoso para curar el cáncer? La respuesta de Chuck es nada menos que notable.

“Había un hombre cuyas lágrimas podían curar el cáncer o cualquier otra enfermedad, incluyendo la verdadera causa de todas las enfermedades – el pecado. Su sangre lo hizo. Su nombre es Jesús, no Chuck Norris. Si su alma necesita curación, la receta que necesita no son Las lágrimas de Chuck Norris, es la sangre de Jesús“.