Compartir

EE.UU. – Una campaña diseñada para alentar a los individuos a favor de la vida, y a recurrir a la oración y al activismo pacífico en un esfuerzo por rechazar el aborto, ha ayudado a salvar las vidas de 362 bebés no nacidos desde el inicio de la campaña del mes pasado.

La Campaña de Oración de 40 Días por la Vida, comenzó el 1 de marzo y se extenderá hasta el 9 de abril, con Life News informando sobre los cientos de bebés que han sido salvados como resultado del esfuerzo.

Las nuevas cifras llevan el total de vidas salvadas a través de todas las 19 campañas coordinadas de 40 días por la vida a más de 13.000. El esfuerzo combina la oración con un alcance comunitario pacífico y vigilias fuera de las clínicas de aborto en todo el país.

Las historias están emergiendo de la campaña actual, incluyendo una que involucra a una madre embarazada de cuatro meses que estaba por ingresar a Planned Parenthood, cuando vio a dos individuos pro-vida que llevaban los carteles con los versos de la biblia en ellos.

Mientras interactuaba con estos activistas, según se informa, ella estaba en conflicto con su embarazo, y admitió que tenía miedo; La mujer dijo que sabía que el aborto estaba mal, pero que estaba desgarrada sobre cómo proceder.

Pero después de que los defensores pro-vida hablaron con ella sobre cómo un centro de embarazo cercano le ayudaría antes y después del parto, según se informa, “se dio la vuelta y caminó hacia otro lado”.

Al parecer, hay un montón de historias como esta, ya que el esfuerzo de oración, que comenzó en 2007, ha impactado a las personas en 675 ciudades y 40 países, con 725.000 personas y 19.000 iglesias que participan colectivamente.

Además de las vidas de más de 13.000 bebés salvadas en la última década, se dice que al menos 143 trabajadores de aborto han abandonado sus empleos, con 83 cierres de abortos, aunque no está claro qué participación tuvo la campaña en esos cierres .