Compartir

Donald Trump ha hecho declaraciones compasivas luego del ataque químico brutal que dejó a niños sofocados hasta la muerte en Idlib, una pequeña ciudad en Siria del noroeste.

El ataque químico conducido por Bashar Al-Assad, provocó la reacción de los Estados Unidos, y despertó la indignación mundial.

El presidente Trump habló con los periodistas después de que Estados Unidos atacó una base aérea siria con unos 60 misiles crucero, en donde se cree que habría un arsenal químico, informa WLTX19.

Trump dice que Estados Unidos debe “prevenir y disuadir la propagación y el uso de armas químicas mortales”. El presidente hizo referencia específica a los niños muertos en el ataque.

“Ningún hijo de Dios debe sufrir tales daños”, dijo. “Fue una muerte lenta y brutal para muchos, incluso los hermosos bebés fueron cruelmente asesinados en este ataque tan bárbaro”.

“Ningún hijo de Dios debe sufrir jamás tal horror”, declaró el presidente.

Advertimos que las imágenes a continuación en video son de contenido sensible para el espectador: