Compartir

Al menos 36 personas murieron y más de 100 resultaron heridas en dos bombardeos en iglesias coptas en Egipto, durante los servicios del Domingo de Ramos.

ISIS ha reclamado la responsabilidad de los ataques, y los líderes de la Iglesia han lamentado públicamente la pérdida de vidas, de acuerdo a lo informado por Christian Today.

El primer bombardeo, en Tanta, una ciudad del Delta del Nilo a menos de 100 kilómetros de El Cairo, mató al menos a 25 personas y resultaron heridas por lo menos 78, según el Ministerio de Salud de Egipto.

Pocas horas después, un segundo bombardeo ocurrió en un atentado suicida en Alejandría, en la Catedral de San Marcos, la histórica sede del Papa Copta Tawadros II. La explosión causó la muerte de 11 personas, entre ellas tres policías y 25 heridos. El Papa Copto quedó ileso.

ISIS ha reclamado la responsabilidad de los dos bombardeos.

En un video lanzado en febrero pasado, el grupo terrorista había declarado lo siguiente: “Los cristianos egipcios son la presa favorita del Estado Islámico“.