Compartir

EE.UU. – El ‘Disciples Motorcycle Club’, no es una pandilla de motociclistas, ellos aman a Jesús y quieren ver su Reino venir en la comunidad de motociclistas a menudo marginados. Recientemente, VICE alcanzó al grupo, y produjo un documental corto realmente increíble sobre su trabajo, de acuerdo a lo informado por Hello Christian.

“Creo que ahora mismo hay hombres al lado de su motocicleta en su garaje, con una cerveza, que pueden ir a la Iglesia mañana, pero la Iglesia los ha dejado atrás. Corazón, tienes que electrificar su alma. Eso es lo que están esperando!” Dice el fundador James Johnson.

Antes de cada viaje, este equipo de motociclistas, no empieza con disparar o fumar hierba, en su lugar, oran. “Padre celestial, venimos con gozo y acción de gracias, Señor, siempre. Te damos muchas gracias por este día para unirnos en la hermandad, como uno en el cuerpo de Cristo, y montar sobre dos ruedas.”

“¡Dios es grande!” Los hombres gritan antes de subirse a sus motocicletas y bajar por la autopista.

El club está en una misión para llevar a Jesús a la comunidad a menudo volátil. Ellos quieren ministrar y conectarse con muchas otras pandillas de motociclistas y tienen el firme deseo de presentarles a Jesucristo.

“Mucha de nuestra oración ocurre en la motocicleta”, dice el miembro del grupo Robert Herring. “Estamos solos en la autopista, estamos pasando un buen rato, es muy espiritual estar ahí afuera, el viento en la cara, puedes hablar con Dios, tienes toda esta belleza a tu alrededor”.

A continuación, los moteros se dirigen a un centro comercial vacío, ahora convertido en una iglesia. Tienen un tiempo de culto, entonces el pastor motociclista Charles Butcher se levanta para hablar.

“Este club es un montón de gente que pensaba que no eran nadie. La gente te dijo años atrás que fuiste un inútil, que no ibas a hacer un don nadie. Éste es su tiempo chicos”, dice el pastor.

A continuación el reporte realizado por VICE en Inglés: