Compartir

EE.UU. – La historia de Colton Burpo ha causado tanta repercusión, que fue llevada al cine. Cuando este hijo de un ministro metodista de Nebraska tenía cuatro años (en 2003) sufrió una apendicitis severa.

Una vez que los médicos descubrieron el problema, el pequeño fue sometido a una operación de emergencia. No resistió los médicos dijeron, y fue dado por muerto.

Acostado en una cama de hospital, el niño cuenta que podía ver su alma subiendo al cielo. Él describe lo que vio y oyó, observo que su padre estaba orando y su madre en los pasillos del hospital. Al llegar al cielo, encontró a su bisabuelo y hablò con la hermana mayor que nunca conoció, porque su madre tuvo un aborto involuntario, personas que no conocía hasta entonces.

Él dice que vio y habló con Jesús, que estaba en un caballo que sólo él podía montar. Aún así describió una visión de Dios “demasiado grande”, sentado en una silla alta. Después de algún tiempo en el cielo, y las vistas que son similares en muchos aspectos a lo que dice el libro de la Revelación, y contó que hablò también con personajes bíblicos como Juan el Bautista, entones el muchacho regresó a la Tierra.

Revivió e informó de todo lo que experimentó a su padre, Todd, que decidió grabar en un libro llamado “El cielo es real” [El cielo es verdadero], publicado por Thomas Nelson. El libro tiene un prólogo de Don Piper, quien también escribió un libro que narra cómo fue su experiencia en el aire y respaldando el testimonio de Colton.

El joven Burpo declarò que vio que en el cielo todas las personas eran jóvenes, de acuerdo a lo informado por Fox News, relato que coincide con las experiencias contadas por personas de fe cristiana que aducen haber vivido situaciones similares.