Compartir

Violet Mosses Brown, una cristiana bautista de la iglesia de Duanvale en Trelawny, Jamaica, se convirtió en la nueva persona más anciana del mundo el sábado y es probablemente, de acuerdo a lo informado por Christian Post.

Brown, que cumplió 117 años el 10 de marzo, asumió su nuevo título después de la muerte de Emma Morano, de Italia, también de 117. Durante más de 100 años ha vivido fielmente su vida como cristiana.

La mujer fue bautizada a los 13 años en la Iglesia Bautista Trittonville en Duanvale y creció en la fe cristiana. Constantemente explica que vivir por medio de la Palabra de Dios ha sido el secreto de su longevidad, afirmando que es el resultado de “mi fe en servir a Dios y creer firmemente en la enseñanza de la Biblia”.

Brown, que es cariñosamente conocida como “Tía V”, está especialmente encariñada con Éxodo 20:12, que dice: “Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días sean largos en la tierra que Jehová tu Dios te da”.

A pesar de su fe en la Palabra de Dios, Brown no ha tenido una vida fácil. En sus primeros años, poco después de la abolición de la esclavitud, trabajó como obrera de plantaciones cortando caña para sus amos en la isla, también fue una sirvienta en sus hogares.

En su iglesia trabajò como organista, directora del coro y secretaria en varias épocas que abarcan lo años 80. Su marido, Augustus Gaynor Brown, era el encargado del cementerio en su ciudad. Cuando murió en 1997, Brown asumió el trabajo de su marido y recibió elogios de los funcionarios del gobierno local por su meticuloso trabajo.