Compartir

EE.UU. – Una mujer està dando las gracias a Dios, por el hecho de encontrarse con vida luego de sufrir un aterrador accidente de coche mientras se dirigía a un estudio bíblico el sábado pasado.

Apol Lansang, una enfermera de California de 25 años, le dijo a Press Democra, que estaba conduciendo por la carretera y escuchaba algo de música cuando se dio cuenta de que un vehículo se desviaba del carril y se le aproximaba.

Con poco tiempo para pensar, Lansang tuvo que hacer un movimiento rápido: o bien girar a la derecha y salir de la carretera y caer sobre un acantilado empinado, o girar a la izquierda y hacer frente al tráfico venidero; ella escogió el último y cerró sus ojos, mientras chocaba con el vehículo que se aproximaba.

“Esperaba que cuando abriera mis ojos, sería sólo un sueño”, dijo a la prensa. “En ese momento, todo lo que pensé fue, ‘Dios, por favor, sálvame. No sé qué va a pasar. Espero que cuando me despierte de esta pesadilla, me salven'”.

Al final, Lansang escapó milagrosamente ilesa, “fue un milagro” considerando la gravedad del accidente, la prensa reportò que su Chevrolet Impala estaba literalmente cortado por la mitad.

“Que desastre. Esto debe haber sido un choque frontal a unas 80 millas por hora“, se oye decir a un hombre en imágenes de video que capturaron la escena del accidente. “Nunca he visto un coche cortado por la mitad de esta forma.”.