Compartir

ISRAEL – El presidente Donald Trump ha continuado su primer viaje al extranjero visitando el muro occidental en la ciudad vieja de Jerusalén. Trump habló con los líderes religiosos antes de caminar hasta la pared solo, levantando su mano para tocarla, cerrando los ojos y orando durante unos minutos.

El muro fue erigido originalmente como parte de la expansión del Segundo Templo Judío por Herodes el Grande, y es un lugar sagrado para las comunidades judía y cristiana. Cuando el Segundo Templo fue destruido por los romanos, el único remanente fue el Muro Occidental.

El Muro Occidental es considerado santo como resultado de su conexión con el Monte del Templo, donde Jesús desafió a las autoridades de aquel tiempo. Es el lugar más sagrado donde se permite a los judíos orar.

Trump se convirtió en el primer presidente de los Estados Unidos en ejercicio, en visitar este histórico lugar.

Vea a Trump visitando el Muro Occidental en el siguiente video: