Compartir

En declaraciones a una audiencia en la universidad cristiana más grande del país el sábado pasado, el presidente Trump dijo a la clase graduada que “en Estados Unidos, no adoramos al gobierno, adoramos a Dios”, de acuerdo a lo informado por el medio The Hill.

“Estados Unidos siempre ha sido la tierra de los sueños porque Estados Unidos es una nación de creyentes verdaderos”, dijo Trump a los reunidos en la Universidad de la Libertad.

“Cuando los peregrinos desembarcaron en Plymouth, oraron. Cuando los fundadores escribieron la Declaración de Independencia, invocaron a nuestro creador cuatro veces. Porque en América, no adoramos al gobierno, adoramos a Dios”.

“Es por eso que nuestra moneda orgullosamente declara, ‘En Dios confiamos'”, Trump continuó. “Y es por eso que orgullosamente proclamamos que somos una nación, bajo Dios, cada vez que decimos el Juramento de Lealtad”.

El discurso de Trump el sábado fue su primer discurso de apertura como presidente.
Trump señaló que se adora a Dios “porque nuestros funcionarios electos ponen sus manos en la Biblia y dicen ‘ayúdame Dios’ mientras toman el juramento de oficio“.