Compartir

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, se ha negado a organizar el evento tradicional del Ramadán, que se ha observado regularmente durante más de veinte años, según dos funcionarios estadounidense, de acuerdo a lo informado por Christian Today. El Ramadán es un mes de ayuno para conmemorar la primera revelación de Muhammad y es un componente muy importante del calendario islámico.

Aunque se dice que un funcionario del Departamento de Estado de los Estados Unidos dijo: “Todavía estamos explorando posibles opciones para la observancia de Eid al-Fitr, que marca el final del mes de Ramadán”, esta noticia todavía causará cierta preocupación.

La administración de Trump ha sido acusada de tener un prejuicio injusto contra la comunidad musulmana. La ex diplomacia estadounidense Farah Pandith explica que “si Tillerson evita la organización este año, podría enviar un mensaje de que no es tan importante para esta administración comprometerse con los musulmanes”.

Con la Casa Blanca tradicionalmente recibiendo Navidad, Pascua y una cena de Cedro para conmemorar la pascua judía, hay un precedente en lugar de hacer lo mismo para el Ramadán.

Representantes de la Casa Blanca se han negado a comentar si organizaràn un evento para conmemorar el Ramadán este año.

Ver video (en Inglés)