Compartir

EE.UU. – Una estudiante de secundaria de Pensilvania desafió las supuestas órdenes de los administradores de su escuela, refiriéndose a ‘Jesucristo’, después de que ella dijo que “limpiara” cualquier referencia a Dios en su discurso a principios de este mes.

Según el First Liberty Institute, el bufete de abogados conservador que representa a Moriah Bridges, la superintendente Dra. Carrie Rowe, le dijo a la estudiante que tenía que “eliminar todas las referencias religiosas” del texto de su discurso, informó The Blaze.

First Liberty envió una carta al Distrito Escolar Beaver en Beaver County, Pensilvania, alegando que Rowe infringió los derechos constitucionales de Bridges al restringir su discurso, que pronunció el 2 de junio.

El discurso de Bridges originalmente fue en forma de una oración, en la cual ella se habría referido a Dios como su ‘Padre Celestial’ y ‘Señor’.

Pero cuando Bridges recibió la orden de Rowe, decidió cambiar su dirección un poco…

Ella expresó su agradecimiento por las “bendiciones” que ella y sus compañeros de clase experimentaron en la Escuela Preparatoria Beaver, y agradeció a sus padres y a sus muchos maestros, entrenadores y mentores por sus contribuciones a través de los años.

Pero fue un momento de desafío al final del discurso de Bridges, que reunió fuertes aplausos de los padres, amigos y compañeros graduados reunidos en la ceremonia.

“Siempre he sido una seguidora de la regla”, dijo Bridges, al presidente de la clase. “Cuando dijeron no masticar chicle, no mastiqué chicle. Cuando dijeron no usar su teléfono celular, no usé mi teléfono celular.

Pero hoy, en el espíritu de desafiar las expectativas, y tal vez por la última vez en este podio, digo en el justo nombre de Jesucristo, Amén.”