Compartir

EE.UU. – Hace unos años, Steven Musick sufrió una grave reacción alérgica a una vacuna contra la gripe porcina. Él cree que estaba cerca de morir, y recuerda una experiencia de encontrarse con Jesús en el cielo. “Yo era alérgico a la vacuna contra la gripe porcina que estaban probando y tuve una reacción muy violenta y dramática”, dice Steven a Faithwire.

Después de otra reacción a la medicación que se suponía podría ayudarle, Steven entró en un coma profundo. Fue entonces cuando dijo que conoció a Jesús y fue conducido a los lugares celestiales. “La parte más dramática para mí del cielo mismo fue la sensación de estar dentro de pura alegría”, explicó Musick. “No hay nada que yo pueda decirte, hoy que te daría una tinta de lo que es estar en ese lugar.”

“Estás sintièndote absolutamente seguro y sin embargo todo es totalmente gratis al mismo tiempo”.

Luego, describió caminar junto con Jesucristo. “Jesús tenía unos 30 años, cabello largo y moreno, ojos color avellana, tez oscura”, dijo. “Él no es demasiado grande, pero es masiso corporalmente, se podría pensar que él es un levantador de pesas, un constructor de cuerpo.”

Pero Jesús quería enviarlo de vuelta a la tierra en este tiempo.

“Cuando él dijo: ‘No puedes quedarte’, me desperté en un aislamiento de cuidados intensivos … no fue mi destino quedarme en el cielo en ese momento”, dijo. “El contraste entre el cielo y aquí es tan fuerte que te deja sorprendido”.